martes, 13 de marzo de 2012

COSMOLOGIA DE LOS PUEBLOS NEGROS (4)


LA COSTA CHICA DE OAXACA Y DE GUERRERO.



     “La Costa Chica de Guerrero y de Oaxaca, una de las regiones de nuestro país con comunidades negras significativas, la otra se encuentra en el estado de Veracruz, en las costas del Golfo;  en la parte que corresponde al estado de Oaxaca, la región de la Costa Chica comprende los distritos de Jamiltepec, Juquila y Pochutla”.[1]

     “La etnia más numerosa de la región es la mixteca y se concentra principalmente en el distrito de Jamiltepec, donde también habitan grupos importantes de tacuates y un alto número de negros; en el distrito de Juquila se ubica la etnia chatina y en Pochutla los zapotecos, sin embargo, en la mayor parte de la región encontramos un gran número de mestizos”.[2]

     En el estado de Guerrero, constituyen la llamada Costa Chica, parte de los precisos límites con el estado de Oaxaca situado al sur y al este, hasta llegar al municipio de San Marcos, al Sur del Puerto de Acapulco; [3] Al igual que la parte correspondiente al estado de Oaxaca, en esta zona conviven diversos grupos étnicos: el  Mixteco, el  Amusgo, Tacuate, Nahuatl, negro y mestizo. Cabe mencionar que si bien la región forma parte de los dos estados mencionados, no existen diferencias entre las partes que ésta comprende, tanto en Guerrero como en Oaxaca se desarrolla el mismo ambiente costeño que los identifica.

     En la cuestión cultural, la Costa Chica manifiesta diversos componentes que la identifican, la danza, la música y artesanías textiles guardan en sí un cierto sentido mítico-religioso y de pertenencia a sus ancestros; negros e indígenas manifiestan entre sí gran respeto a las diversas manifestaciones culturales.[4]

     Cabe preguntarse ahora, como es que llegaron los negros a esta región y como es que hasta nuestros días conservan sus raíces ancestrales.

      Hablar de los negros de la Costa Chica es una empresa muy difícil, no existen fuentes precisas que aborden el tema;[5] se han realizado varios estudios de los negros en México, pero la mayoría de estos realizados desde un punto de vista histórico-etnográfico en otra zona como el Estado de Veracruz, sin embargo, de las pocas fuentes que se tienen podemos captar que la deliberada introducción de negros a esta región obedeció principalmente a la necesidad de subsanar  la fuerza de trabajo necesaria en las zonas de producción minera y agropecuaria; en los trapiches, las huertas de cacao, la industria pesquera, algodonales y estancias ganaderas, puestas en marcha por los conquistadores y funcionarios de la administración colonial;[6] otros esclavos negros venidos  a la Costa Chica llegaban a refugiarse a la zona después de haber escapado del pesado yugo de la esclavitud, estos se daban a la fuga en los caminos cuando eran transportados en tierra firme de un lugar a otro.[7] Hubo otros negros que llegaron a las costas del Pacífico para desempeñar actividades como la de capataces, trapicheros, pescadores, arrieros y vaqueros;[8]  además de un gran número de negros esclavos que posteriormente fueron liberados y fueron a ocupar las llanuras costeras de donde prácticamente hecharon fuera a los indígenas moradores del lugar –aunque hubo algunos de estos negros que al arribar a estas tierras rápidamente se mezclaron con indígenas-;  para finales de la época colonial, la mayor parte de la población de la que hoy es la Costa Chica eran negros o negroides.[9]



PUEBLOS NEGROS EN LA COSTA CHICA.

    

     “Las poblaciones que cuentan con un alto porcentaje de habitantes negros se localizan –como ya lo dijimos- en la región de la Costa Chica, concretamente en los distritos de Jamiltepec y Juquila, en menor medida se localizan en los distritos de Cuicatlán, Pochutla, Juchitán y Tuxtepec”.[10]



     “En el distrito de Jamiltepec los municipios con presencia negra son los siguientes: San José Estancia Grande, Santo Domingo Armenta, Santa María Cortijos, Santiago Tapextla, algunas agencias municipales pertenecientes a Pinotepa Nacional como son: Santiago Collantes, Cerro de la Esperanza  (El Chivo), El Ciruelo,  Los Positos,  Minitán,  el Jícaro, Lagartero, El Tamal, El Quizá, Lo de Candela, Barajillas y Corralero. En el municipio de Santa María Huazolotitlán se encuentran las agencias de La Boquilla Chico Ometepec,  José María Morelos, Cerro Blanco y el Paso del Jiote. Le siguen con rasgos mulatos municipios como Santiago Llano Grande, Mártires de Tacubaya y San Juan Bautista Lo de Soto. Hacen presencia también en municipios en su mayoría  mixtecos, como la ciudad de Pinotepa nacional,  Santa María Huazolotitlán y San Andrés Huaxpaltepec. En el distrito de Juquila el componente negro se hace presente en los municipios de San Pedro Tututepec y las rancherías de Charco redondo, Chacahua, La Postería, Río Grande, Santa Rosa de Lima, El Zapotalito, El Azufre y Yagué”.[11]

     En el Estado de Guerrero, los pueblos con presencia de negros son: Cuajinicuilapa, Azoyú, San Marcos, Ometepec, Cruz Grande, Juchitán, Huehuetán, La Barra de Tecuanapa, San Nicolás Tolentino y Punta Maldonado entre otros. Estos datos son testimonio del padre Glyn Jemmont; sacerdote católico de ascendencia africana que lleva mucho tiempo ejerciendo su ministerio sacerdotal en esta región, fue nacido, criado y educado en Trinidad y Tobago, gran parte de su trabajo pastoral lo ha dedicado a revalorar la cultura negra de esta región y a restablecer la identidad del negro costeño que poco a poco había ido decayendo por circunstancia que quizá ya ni caso tiene mencionar.

     Con todos estos elementos históricos contenidos este primer capítulo, podremos  dar paso al rico mundo de la cultura negra de la Costa Chica de Guerrero y de Oaxaca, que como la mayoría de las culturas de nuestro país tiene sus características propias y dignas de ser conocidas.





[1] VAUGHN Bobby, Negros en México, Google (buscador), 2002.
[2] ORTIZ Fernando, 2° Festival Costeño de la Danza, Instituto Oaxaqueño de las Culturas,  Méx. 1985, p.9.
[3] Cf. AGUIRRE BELTRAN Gonzalo, Cuijla, Op., cit., p. 16.
[4] Cf. CISNEROS LIBORIO Flaviano, Nuestra Tercera Raíz, Tesina, Oax. Méx., 2000, p. 29.
[5] Cf. MARTINEZ MONTIEL Luz María, Op., cit.,  p. 19.
[6] Cf. CISNEROS LIBORIO Flaviano, Op., cit.,  p.25.
[7] Cf. Aguirre Beltrán Gonzalo,  Cuijla, Op., cit., p. 59.
[8] También eran negros esclavos, pero traídos a las estancias fundadas ya después del siglo XVI por ganaderos españoles; es decir, posterior a momentos más significativos de la conquista. Cf. Ibidem.
[9] Cf. AGUIRRE BELTRAN Gonzalo,  Op., cit., p. 52-61.
[10] ROJAS David,  “Raíces mexicanas”, Google (buscador), 1996.
[11] CISNEROS LIBORIO Flaviano, Op., cit., p.32.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada